Seleccionar página

SOBRE NOSOTRXS

DOCA fue fundada en julio de 2006. Surge como una asamblea de documentalistas con el objetivo de lograr el reconocimiento del cine documental por el INCAA.

Si bien la ley de cine planteaba mecanismos de fomento al cine nacional, el cine documental, de amplia trayectoria en Argentina, no podía acceder a ese financiamiento.

Durante los años 90, en pleno gobierno neoliberal, surgieron muchos grupos y compañerxs que documentaron las luchas populares retomando las experiencias previas que se habían cercenado durante la dictadura.

Estas experiencias como la Escuela documental del litoral de Fernando Birri, Gerardo Vallejo, Dolly Pussi entre otros, más la experiencia del Grupo de cine de la Base con Raymundo Gleyzer a la cabeza o el Grupo de cine Liberación de Pino Solanas y Octavio Getino fueron los antecedentes mediatos de DOCA.

Antes, ya a fines de los 90 y a principios de los 2000, hubo otras experiencias asociativas que se multiplicaron durante el estallido social de diciembre de 2001. Algunos de estos antecedentes fueron el canal Utopía, el colectivo Espacio Mirada Documental, la asociación ADOC Argentina y el colectivo Argentina Arde.

Desde su fundación DOCA asumió formas asamblearias de conducción y bregó hasta lograr la vía digital en abril 2007, una línea de subsidios de bajo presupuesto para la realización de cine documental, con jurados elegidos democráticamente por las asociaciones de directorxs de cine documental y sin exigencia de antecedentes. La vía digital, significó un resurgimiento del documental como lenguaje. Posibilitando nuevas miradas y abordajes que protegen nuestra soberanía audiovisual y resguardan la memoria
Doca, gracias a su tradición combativa y su transparencia, fue elegida en tres oportunidades consecutivas por las demás asociaciones de documentalistas para representarlas en el Consejo Asesor, órgano de cogobierno y control del INCAA.

Desde el 2006 DOCA enfrentó muchos intentos de cooptación o destrucción de este sistema de fomento del cine documental enfrentando estas instancias con organización y unidad.

Sin la historia de DOCA sería imposible entender el cine documental actual en la Argentina.